Proteger tu hogar y tus pertenencias es una preocupación para todo el mundo, especialmente en áreas más propensas a los robos. Sin embargo, hay muchos tipos de cerraduras disponibles y puede ser difícil saber cuáles serán las correctas para ti. Antes de invertir en cerraduras, asegúrate de tener puertas de alta calidad que no puedan patearse o atravesarse con facilidad. Te compartiremos información sobre algunos tipos de cerraduras.

Los cerrojos son cerraduras de alta resistencia que están separadas de la perilla de la puerta. Los cerrojos se colocan de manera que una gran barra de metal, el perno, sobresalga por el costado de la puerta y dentro de la pared cuando la engancha. Esto asegura que a menos que el cerrojo esté desbloqueado, la puerta no se puede abrir. Los cerrojos son duros y fuertes, pero si no están asegurados correctamente, a veces pueden ser destruidos pateando la puerta o usando un taladro u otras herramientas.

Además, asegúrate de que la placa de contacto del cerrojo de seguridad esté instalada correctamente y de que el tornillo penetre completamente en el orificio de la puerta. Si no llega al orificio, o la placa de golpe no es segura, el marco de la puerta no se mantendrá en un robo. Use tornillos de al menos 10 centímetros de largo para montar la placa de contacto en el marco de la puerta.

Las cerraduras con llave son mejores para puertas que no pueden tener un cerrojo instalado, como puertas corredizas de vidrio o puertas de patio. Con el tiempo, las cerraduras originales en puertas correderas tienden a desgastarse y no proporcionan una protección adecuada. Mientras que muchas personas simplemente colocan un trozo de madera para evitar que la puerta se abra cuando no esté en uso, un ladrón experto reconocerá esto muy rápidamente y abrirá la puerta. Las cerraduras con llave ofrecen la mejor protección en puertas correderas, especialmente si están instaladas en la parte superior e inferior de la puerta.

Muchas de las cerraduras más nuevas en el mercado ni siquiera requieren el uso de una llave. En su lugar, usan un código a través de un teclado de entrada sin llave.

Estas opciones sin llave no son solo una forma más avanzada de seguridad, sino que son muy prácticas. Un candado que permite el acceso con un código o el uso del teléfono inteligente de una persona. Como las cerraduras electrónicas están conectadas a tu teléfono, también te brindan información directa sobre quién está ingresando. Algunos incluso vienen con cámaras de seguridad que también puedes ver desde tu smartphone. Estas cerraduras de alta tecnología son fáciles de instalar. Llama los expertos en cerraduras y cuida de tu hogar.